Argentina no permitió la entrada de un grupo de haitianos en la frontera con Bolivia

frontera-paso-pic
El domingo  pasado cerca del  mediodía, en el  paso fronterizo La Quiaca-Villazón, Bolivia, un grupo de unas 27 personas, la mayoría mujeres y niños, procedentes de Haití, luego de haber sufrido la tragedia del caótico terremoto del 12 de enero, intentaron ingresar a la Argentina, pero las autoridades migratorias se lo impidieron.

Fuentes migratorias jujeñas informaron que “las personas del país del Caribe no tenían la documentación en regla, más allá que algunos tenían pasaporte, pero los menores de edad no poseían permiso alguno por parte de sus padres o pariente alguno para llegar al país”.

Desde la Dirección Nacional de Migraciones, anoche dio a conocer un  comunicado donde explicaban el por qué del hecho, indicando que “la prohibición de ingresar al país se debió a que el grupo no cumplía con los requisitos migratorios”.

Agregando que “Los integrantes del contingente, que previamente habían pasado por República Dominicana, Panamá, Perú y Bolivia, no pudieron acreditar su condición de turistas, en razón de dar vagas explicaciones de que estaban de paso hacia Chile y/o que venían a la Argentina”.

Además aclara que “ante la primera posibilidad, no se justificaba el itinerario de Perú a Bolivia y luego a la Argentina para tener como destino Chile, lo cual implica miles de kilómetros innecesarios”.

El comunicado continúa manifestando que “En cuanto a la opción de entrar al país como turistas, no contaban con reserva de hotel, ignoraban dónde pernoctar, ni expresaron una razón que los encuadrara en tal criterio. Además, estaban acompañados de 10 menores de edad, que si bien portaban pasaporte, no viajaban con sus progenitores ni tenían las debidas autorizaciones de viaje”.

Y que “los viajeros no alegaron razones humanitarias ni se presentaron en el consulado argentino en La Paz para requerirlo, ni tampoco en las delegaciones diplomáticas argentinas de los restantes países donde estuvieron. Por lo tanto, al encuadrarse el caso en la figura de «falsos turistas», se les impidió la entrada al país”.

Finalizando con que  “En los últimos 30 días ingresaron 161 haitianos en calidad de turistas cumpliendo los requisitos necesarios”.

Fuentes de inmigración jujeña expusieron que “El grupo reclamaba asilo humanitario aludiendo ser damnificados del violento terremoto que sacudió a ese país centroamericano el 12 de enero pasado”.

Y que “No entendemos cómo arribaron a nuestra frontera. Atravesaron cinco países, entre ellos Perú y Bolivia. Tenían plata. Su intención era llegar a Buenos Aires para vivir”.

Las mismas fuentes  aclararon que “no todos los haitianos venían de Puerto Príncipe, también venían de otras ciudades de ese país. Las autoridades nacionales comprobaron que no podían justificar algunas cuestiones, especialmente con los menores, como ser la trata de personas, o si alguno de los adultos se fugó de la cárcel de la capital haitiana tras el derrumbe de la misma”.

Comments are closed.