El Papa pidió por la lucha contra la corrupción y la pobreza

papa

El papa, Benedicto XVI, quien recibió ayer a las presidentas Cristina Fernández de Kirchner y Michelle Bachelet para conmemorar el Tratado de Paz y Amistad firmado en 1984, gracias a la mediación de Juan Pablo II, realizó un pedido para luchar contra la pobreza y la corrupción.

En su discurso, el papa les recordó a las “más altas magistraturas de las naciones” que la “consecución de la paz” requiere también de la lucha “contra la pobreza y la corrupción”.

“Para que la causa de la paz se abra camino en la mente y el corazón de todos los hombres y, de modo especial, de aquellos que están llamados a servir a sus ciudadanos desde las más altas magistraturas de las naciones, es preciso que esté apoyada en firmes convicciones morales, en la serenidad de los ánimos, a veces tensos y polarizados, y en la búsqueda constante del bien común”, dijo el Pontífice.

A su vez, Benedicto XVI afirmó que el tratado de Paz y Amistad firmado hace 25 años fue un “ejemplo luminoso” frente a la “barbarie y la sinrazón de la violencia”, y evaluó que “forma parte de la gran historia de dos nobles naciones, pero también de toda América Latina”.

“Ésta es una oportuna y feliz conmemoración de aquellas intensas negociaciones que concluyeron con una solución digna, razonable y ecuánime, evitando un conflicto que estaba a punto de enfrentar a dos pueblos hermanos”, manifestó el Papa.

Benedicto XVI dijo que el tratado está “indisolublemente unido” a la figura Juan Pablo II, “el cual, movido por sentimientos de afecto hacia esas queridas naciones, no dudó en aceptar la delicada y crucial tarea de ser mediador”. El papa Ratzinger resaltó también la figura del cardenal Samoré, encargado de llevar las negociaciones.

Comments are closed.