Nuevo DNI en noviembre

nuevos dni-pic

El Estado se hará cargo de la fabricación de los documentos y tendrán un valor de  15 pesos.

Un destacado matutino porteño publicó la noticia de los nuevos DNI a cargo del  Gobierno Nacional, informando que “La presidenta Cristina Kirchner presentará en sociedad dentro de menos de un mes el nuevo DNI, que costará 15 pesos, será íntegramente elaborado por el Estado, tendrá 30 medidas de seguridad digital e informática y, prometen, se tramitará en apenas cinco días en la Capital Federal y en el Gran Buenos Aires, si se cumplen las previsiones oficiales”.

En el informe agregan que “El ministro del Interior, Florencio Randazzo, pasó varias horas de los últimos días en la nueva planta impresora, que funcionará en Parque Patricios, para ajustar detalles, según revelaron a La Nación altas fuentes gubernamentales. Durante el lanzamiento, que encabezará Cristina Kirchner, se exhibirán, además, las nuevas y modernas instalaciones”.

Y que  ‘”Será una gran noticia. Es un sistema revolucionario de verdad: sorprenderá a todos y queremos mostrarlo. Será un DNI del Primer Mundo”, afirmó ayer un alto funcionario en Balcarce 50. Se le quiere dar al anuncio un carácter fundacional, con el Estado como aliado, fiel al estilo kirchnerista.

Los primeros documentos nacionales de identidad (DNI) se podrán tramitar desde febrero o marzo de 2010. Será elaborado, al igual que ahora, en el Registro Nacional de las Personas (Renaper), que depende de la cartera de Interior.

El DNI será único e intransferible. Tendrá los mismos datos que el actual, pero con tecnología y material elaborado por el Estado y por personal estatal. Ese es el mayor logro. Cien por cien elaborado por el Estado y a costos muy bajos”, exaltaron en el Gobierno.

Apenas asumió Randazzo, recibió la orden de Cristina Kirchner de poner en marcha el nuevo sistema estatal. La Casa Rosada quiere superar el estigma del escándalo Siemens-DNI, una denuncia de corrupción que envolvió a gobiernos anteriores y que investiga aún el juez federal Ariel Lijo.

Durante la gestión del ex presidente Carlos Menem, Siemens se adjudicó la confección de los DNI (cada ejemplar iba a costar 32 dólares, con el peso uno a uno), y la inversión del Estado era de 1260 millones de dólares.

El gobierno de Fernando de la Rúa, que sucedió a Menem, rescindió el contrato por sobreprecios y Siemens demandó al Estado argentino ante el Ciadi, tribunal arbitral internacional que depende del Banco Mundial.

La Argentina fue obligada a pagar una multa de 220 millones de dólares. Y tras largas y tensas negociaciones, el Gobierno firmó un acuerdo con Siemens, por el cual ésta desistió del reclamo.

A la vuelta de los años, el Gobierno quiere anotarse un punto a favor. “La inversión del Estado será menos de la mitad de los 1200 millones de dólares que salía con Siemens”, dijo enigmática a La Nación una fuente cercana a Cristina Kirchner, que se reserva la sorpresa. Allegados a Randazzo se negaron a hablar sobre ese punto y guardan el secreto con siete llaves.

La tramitación del DNI no será compulsiva: cada ciudadano la hará cuando la necesite, ya sea a los 16 años, o por pérdida o robo.

“Y habrá quien quiera tener el nuevo y vaya y lo saque”, dicen personas del Gobierno.

El primer documento, el de los recién nacidos, seguirá siendo gratis, según indicaron las fuentes. El que se saca a los 16 años costará 15 pesos y los duplicados o triplicados podrían rondar los 40 pesos.

En Capital Federal y provincia de Buenos Aires debería entregar en no más de cinco días, según prometen. En la actualidad, tarda a veces hasta un año.

Como medida de seguridad, la fotografía no estará pegada sobre el papel, sino impresa. Tendrá una marca holográfica, con imágenes latentes y de variación óptica, fibras sensibles a rayos infrarrojos y demás medidas para prevenir falsificaciones, y todas las páginas estarán plastificadas.

Por formato y medidas de seguridad, será una libreta similar al pasaporte que extiende la Policía Federal. También habrá un DNI portátil, que funcionará como cédula de identidad. “No será más un papel que pueda falsificarse con facilidad”, aseguran en el Gobierno.

El software, el sistema digital y la tecnología fueron elaborados entre el Estado y la Universidad Tecnológica Nacional (UTN). Se digitalizaron 60 millones de partidas de nacimiento.

El único insumo extranjero serían las máquinas impresoras, que fueron licitadas y adjudicadas a una empresa de origen suizo. Se capacitó, además, a 1000 empleados del Renaper.

La idea de renovar los DNI con un sistema administrado por el Estado es una vieja promesa de la actual administración, casi desde la llegada al poder de Néstor Kirchner, en 2003. Aquel año, el entonces ministro del Interior, Aníbal Fernández, hablaba sobre la necesidad de reformar el sistema y emitir una libreta moderna y con garantías de seguridad. El proyecto nunca prosperó ni llegó a ser anunciado. Apenas asumió Cristina Kirchner, fue Florencio Randazzo quien tomó como un desafío personal el desarrollo de un nuevo DNI. A fines de 2007, dijo que lo tendría listo en cuestión de meses. Pasó más de un año y ahora sí preparan el anuncio oficial.

$ 15
Precio del DNI

•    Eso costará el nuevo documento para los que lo saquen a los 16 años. Para los recién nacidos será gratis y se pagarán 40 pesos en caso de tratarse de un duplicado. No será obligatoria la renovación.

US$ 1260
Millones

•    Es lo que costaba toda la renovación del sistema de documentación personal en el contrato que el gobierno de Menem había firmado con Siemens. La Casa Rosada dice que este plan costará menos.

60
Millones de partidas

•    Ya fueron digitalizadas para facilitar la renovación. Como medida de seguridad, en los nuevos DNI la fotografía no estará pegada sobre el papel, sino impresa. Además, las libretas tendrán una marca holográfica y fibras sensibles a rayos infrarrojos, al estilo de los pasaportes.’

Comments are closed.