El tarifazo con aviso

tarifas-electricas

Los aumentos tarifarios de luz y gas tendrán lugar el  mes que viene, y el Gobierno no quiere tomar por sorpresa a los usuarios por lo que las autoridades de Planificación quieren implementar un esquema de información previa a los clientes hogareños que recibirán las boletas con aumentos.

Con esta iniciativa, el Gobierno pretende reducir al máximo la posibilidad de reclamos y evitar que la cuestión vuelva a ser considerada como bandera por parte de la oposición.

En el caso del servicio eléctrico, la tarea de identificar a los que quedarán al margen de las subas -quienes no tengan agua corriente ni gas natural- fue transferida por el ENRE a los municipios.

Según la iniciativa que están delineando los técnicos del ENRE y del Enargas, todos los usuarios residenciales que incrementen sus consumos y se pasen a las categorías tarifarias alcanzadas por los incrementos deberán ser notificados de esa nueva situación antes de que reciban las facturas.

Si bien aún faltan definir los detalles y los aspectos operativos de esta “señal de alerta”, las empresas ya advirtieron que este cambio presenta numerosas dificultades para ser llevado a la práctica.

Los técnicos de las distribuidoras advirtieron que se debería crear un programa informático especial que detecte todas las alteraciones de consumo y diagramar un nuevo sistema de distribución de las notificaciones que elevarían en forma considerable los costos administrativos y operativos.

Tras los acuerdos que cerró De Vido con la UBA (Universidad de Buenos Aires) y la UTN (Universidad Tecnológica Nacional), desde la semana pasada personal de esas casas de estudios comenzaron un nuevo relevamiento de los usuarios de gas de la Capital y el Conurbano que ya fueron excluidos y de aquellos que reúnen los requisitos para poder solicitar ese beneficio.

Para ser exceptuados de los aumentos, el titular del servicio tiene que ser un jubilado con ingresos mínimos o figurar como beneficiario de planes sociales.

Comments are closed.