El maestro amor, abusado sexualmente en la cárcel

maestro amor

Ricardo Javier Ocampo, más conocido como el “Maestro Amor”, realizó una denuncia en las últimas horas contra guardiacárceles que supuestamente lo habrían obligado a realizar prácticas sexuales a un compañero de celda en Catamarca.

El hecho, que ahora investigará el fiscal de instrucción Nº 5, Juan Pablo Morales, fue denunciado por Ocampo y su compañero de celda, Pablo Angelina, primero ante el Director del Servicio Penitenciario, José Quiroga; y ayer penalmente ante las autoridades de la Fiscalía General.

De acuerdo con lo que se pudo saber, el hecho habría ocurrido el domingo por la noche, cuando ambos estaban su celda durmiendo y dos guardiacárceles irrumpieron violentamente y los amenazaron con sus armas reglamentarias.

Los guardiacárceles, que filmaron con sus celulares la situación, después lo extorsionaron con hacerlas públicas si no les daban 200 mil pesos. Ante esto, el “Maestro Amor” informó lo sucedido al director del Servicio Penitenciario, José Quiroga, quien le solicitó que realizar la denuncia ante la Fiscalía General.

“Luego de 48 horas de ocurrido el hecho, Ocampo decidió formular la denuncia, primero ante las autoridades policiales y luego ante la Fiscalía. Pablo Angelina también presentó la denuncia. No sé si lo hizo de manera conjunta, porque yo no estaba, pero sí sé que la efectuó”, señaló el letrado.

La causa recayó ante el fiscal de Instrucción 5, Juan Pablo Morales. Fuentes judiciales confirmaron que en el marco de la investigación fueron incautados los teléfonos celulares de los dos guardiacárceles implicados en el hecho.

El director de la Penitenciaria, José Quiroga, confirmó la versión de los hechos, luego de que el detenido realizara la denuncia en su despacho.

“Ante el episodio de inmediato relevamos a los agentes, procedimos a la quita de los celulares, realizamos un sumario administrativo y procedimos luego con la detención de los policías”

“El maestro amor”, de 36 años, está detenido desde abril, imputado por abusar sexualmente de un menor que integraba la comunidad espiritual Meditazen, que él mismo dirigía en Catamarca.

Comments are closed.